El fanzine como una nueva posibilidad desde el arte de mirar e interpretar al mundo, entrevista con Carolina Jaramillo

Por Matías Katz

Fotos: Adriana Beltrán para la primera edición de La Sincrónica

La ilustración, contar historias, proyectos autogestivos y los fanzines como medios de expresión. De todo esto hablamos con Carolina Jaramillo, que de forma resumida se podría decir que es una chica de muchas curiosidades. Ella es colombiana, o como se les dice a los de Bogotá, “rola”; diseñadora gráfica editorial, realizó una Maestría en diseño editorial en Madrid y hace tres años vive en Buenos Aires, donde según dice, echó raíces.

Poder interpretar las nuevas fomras de ver la vida, y una nueva forma de imaginar las relaciones humanas a través del arte es una tarea de los jóvenes de esta época. Deconstruirnos y repensarnos a nosotros y a los demás, también en las nuevas maneras del lenguaje, uno que sea mas inclusivo, tal vez sea la E, tal vez la X. Algo de todo esto surge de una amena charla con Carolina y su particular mirada sobre el mundo. Bienvenidxs, pasen y lean.

DSC_0033 (2)

 

_ ¿Qué es Me Flipa, y cómo surgió el proyecto?

_ Bueno, Me Flipa es un colectivo de diseño editorial e ilustración, que surge un poco con la necesidad de producir libros y producir fanzines sin la necesidad de estar abalado por una gran editorial, o de nombre. Algo que pueda contemplar que cualquier persona puede hacer un libro o un fanzine y no necesita de un organismo que le diga si su idea está buena o no, o si es viable o no, o si es vendible o no.

Y de esa necesidad, yo cuando termino mi maestría en diseño editorial en Madrid, me doy cuenta que entrar a trabajar en una editorial es muy complicado, y quizás la posibilidad está más en hacer mi propio proyecto independiente y autogestivo, e invitar a la gente que tengo alrededor a trabajar y hacer sus propias producciones, no solo individuales sino también en conjunto. Quizás alguien que escribe bien puede hacer un texto para unas ilustraciones de otra persona que está ubicada en otra parte del mundo; y a partir de eso se puede hacer una producción editorial.

DSC_0001

 

_Mencionaste bastante el tema editorial, y mi inquietud que surge es a partir de los proyectos editoriales autogestivos y a una generación que va por los carriles que no son los más conocidos para realizar proyectos. Es decir, viste que te costaba meterte en una editorial meansteam y te fuiste a un mercado mucho más pequeño. ¿Cómo ves esta cuestión que aparece bastante en estos tiempos con las generaciones más jóvenes?

_En realidad, yo creo que Me Flipa surge con esa necesidad mia de hacer libros. Me pasaba que me juntaba con amigos y ellos me contaban historias de viajes, y pensaba ‘tenemos que hacer un libro con esto’, o lo mismo me sucedía cuando veía fotos de algún amigo mio y decía ‘parce, esas fotos están buenísimas, tenemos que hacer un libro’. Así surge el proyecto, pero después muta en otras cosas que hoy no sé si lo definiría como un proyecto netamente editorial; quizás somos un ente que produce material editorial, y que además le quiere mostrar a la gente que sus ideas se pueden volver un producto editorial vendible, intercambiable en entornos que, como dices tú, no son el meanstream, sino que son entornos que valoran más el arte, la poesía, lo suburbano, la fotografía. Quizás es acercarle contenido a gente que lo está buscando y no lo encuentra en una librería común y corriente. Esto, obvio, sin desprestigiar a las librerías y las editoriales grandes, porque me parece que no somos competencia. Creo que somos dos mundos distintos.

Creo que Me Flipa es un ente editorial que quiere contar historias a través de libros y fanzines.

_¿Sería que la gente está buscando otros contenidos?

_Claro, yo creo que un poco es salirse del proceso del libro normal que conocemos todos. El autor escribe una obra, pasa por un editor, pasa por un corrector, alguien hace una tapa, hacen un lanzamiento y lo empiezan a vender. Creo que lo nuestro va más por un proceso mucho más sencillo, en el que además pensamos al libro como un objeto. Pensamos que el fanzine es algo que tu encuentras para identificarte con una necesidad que te está pasando, o identificarte con una idea que tiene otra persona y comparte contigo. El libro y el fanzine como algo que se puede tocar y sentir, o poder ir a una feria y encontrarte al autor y charlar con él o ella; algo mucho más cercano al lector.

En Me Flipa también incentivamos y buscamos generar contenidos entre gente del mismo colectivo que se encuentran en distintos lugares. Por ejemplo, me pasó con un italiano que conocí que escribe muy bien y uní unos textos suyos sobre unos cuentos con una ilustradora colombiana. Ellos jamás en la vida se vieron, y tal vez fue la oportunidad de ella de hacer ilustraciones para alguien en otro idioma que se van a publicar, se van a llevar a Bogotá y se van a distribuir aca en Argentina, en Italia y en Madrid. Quizás no en cantidades exorbitantes, pero se van a mostrar. Creo que esas alianzas son las que enriquece y diferencia a Me Flipa tanto de otras editoriales independientes como de las editoriales grandes.

DSC_0007

 

_¿Por qué Me Flipa?  

_Bueno, es una palabra que nos gustaba mucho, que no es ni muy traducible ni a lo colombiano, ni a lo argentino, pero que sería algo así como “me alucina”. Nosotros queríamos que a la gente le alucinara lo que estábamos haciendo.

_¿Y de qué origen es?

_La palabra es española, la usan mucho los madrileños. Y en su sentido positivo es eso: “me alucina”, “Me vuela la cabeza”. Por eso también elegimos como logo al unicornio, por la idea de lo imaginario, de lo intangible, de lo sorpresivo, estuviera en Me Flipa.

_¿Qué son los fanzines y cuántos estilos pueden haber?

_Cuando me preguntan qué es un fanzine yo digo que es cualquier cosa que tú quieres que sea. En realidad, el fanzine nace en los años 30 en Estados Unidos. La gente cuando recibía las publicaciones de los comics de manera periódica con el diario, decidían sus propios finales y hacían dibujitos de cómo iba a terminar el comic y se juntaban a compartirlo entre amigos. Ese sería el nacimiento del fanzine. Después el fanzine se traslada a las bandas de punk donde lo repartían en los conciertos, y en las culturas suburbanas; y después se populariza en las universidades.

El fanzine nace siendo de un tema específico, con las ganas de compartir ese tema con otros. Haciéndolo de forma cacera, barata y autogestiva.

DSC_0026 (2)

 

_¿Qué es La Sincrónica y cómo surgió esa movida?

_Bueno, La Sincrónica surge del encuentro del colectivo Me Flipa con Imaginando Buenas, que es un atelier lúdico. Yo conocí a Sebastián que es el que dirige dirige ese proyecto. Él se acercó a ver los fanzines de Me Flipa en una feria, le gustaron y me propuso hacer una movida juntos. Ahí empezamos a pensar cómo podíamos unir ambos proyectos, ahí decidimos crear La Sincrónica como un espacio vivo. Es decir, un espacio en el que queremos despertar en la gente todas esas cosas dormidas que el día a día y la zona de confort nos encasillan Y nosotros creemos que el arte y el juego pueden salvar el mundo, entonces queremos que la gente tenga una experiencia lúdica, diferente en la que se pueda acercar tanto al fanzine como al juego en este espacio, que sería La Sincrónica.

Entonces surge la idea de hacer un evento, al que empezamos a darle más forma. No somos ni una feria de fanzines ni una noche de juegos, ni un espacio de poesía y música; somos todo eso mezclado en una sola cosa, en lo que además pretendemos que la gente que vaya le pasen cosas. Por ejemplo, que tengan que sentarse a charlar con otra persona, escribir un poema, hacer una premonición, jugar con otras personas que no conoce, escuchar una banda, o que se encuentre con un fanzine y que no sepa que es un fanzine y ahí lo descubra. La Sincrónica es: Un montón de propuestas para un mundo dormido.

En junio tuvimos una primera edición, la segunda en agosto, y ahora se viene la tercera edición que va a tener mucha performance poética y dibujo en vivo y va a haber 35 editoriales y juegos performaticos de dibujo, todo en simultáneo. Esto será el 17 de noviembre en La Casa del Arbol (Av. Córdoba 5217). Y después nos vamos a Bogotá donde se hará la primera edición internacional. Porque la idea es que La Sincrónica pueda ser un evento replicable a nivel internacional. Eso es lo que queremos, de ahí a que se pueda es otra cosa, pero al menos es nuestra idea.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s