Gaultier: diseñador y artista del amor en el siglo XXI

Por Martina Szajowicz

Desde el mes de Marzo en el CCK (Centro Cultural Kirchner), el diseñador y artista contemporáneo Jean Paul Gaultier presenta por primera vez en América Latina y en Argentina su muestra “Love is love”. Este espacio se trae bajo la manga numerosas muestras que revolucionan los sentidos y superan las expectativas de aquellos que solemos, o no, consumir sus productos culturales. En el marco de la celebración del amor y la diversidad sexual, nos encontramos con una muestra que intenta transmitirnos que para interrelacionarnos no es preciso ni siquiera tener una sexualidad o genitalidad definida, simplemente amar es la clave.

Es la primera muestra de este artista contemporáneo en Argentina, donde se exhiben 35 vestidos y trajes de casamiento creados entre 1990 y 2018. El nombre de la misma corresponde a aquella famosa frase de Barack Obama “Love is love” cuando en 2015 fue legalizado el matrimonio igualitario en los Estados Unidos, cinco años después que en Argentina. Es importante recordar que nuestro país fue el primero de América Latina que lo legalizó, dándonos una posición primordial en materia de derechos humanos.

Si bien podríamos preguntarnos por qué en una sección de artes plásticas de una revista se hablará sobre moda, es importante aclarar que ésta exposición la pensamos de modo plástico. La moda, hoy en día, no fue hecha simplemente para ser usada, sino que también para ser exhibida y portada. Contemporáneamente, está sucediendo lo mismo con la joyería, los comúnmente conocidos como objetos decorativos, y otros productos de carácter industrial.

Al entrar, nos encontramos con una torta de bodas repleta de seres andróginos que portan distintos vestuarios. Además, en el centro, se presenta un “capullo de metamorfosis”  de Jurgen Bey, famoso diseñador holandés. Los muebles de la escenografía están recubiertos de una membrana elástica, como de un capullo, que remiten a las salas de alta costura del taller de Gaultier.

Algunos de estos personajes están animados o hacen ruidos dándole mayor veracidad y causándonos impresión, ya que de un momento a otro toman vida. Sin embargo, hay uno que destaca en esta gran torta de casamiento y es Gaultier, quién nos saluda en francés y nos da la bienvenida a esa celebración tirándonos besos y preguntándonos cómo estamos.

Gaultier 1

Todos los personajes portan vestimentas nupciales de distintas épocas, países, con una genitalidad y sexualidad indeterminada, dándonos la sensación de un fluir entre distintas tonalidades de blanco y texturas que congenian de manera perfecta. Algunos de estos trajes tienen más de 260 horas de trabajo y grandísimas extensiones de tela inabarcables en una sola mirada. A partir de esto es interesante pensar por dónde pasa la búsqueda de Gaultier: ¿intenta hacer algo utilizable que cualquiera podría exhibir en su casamiento? podemos afirmar con mucha seguridad que no. El artista intenta generar la mayor plasticidad en elementos del cotidiano, donde gran parte de estas piezas podrían ser portadas por algunos minutos, ya que son o muy difíciles de vestir o extremadamente pesadas. Sabemos muy bien que los vestidos o la ropas que se utilizan en el momento nupcial no pertenecen a la vida diaria, pero sí es algo establecido y perpetuado a lo largo del tiempo en nuestra sociedad occidental. Es por eso que podemos pensar que en esta muestra se intenta celebrar el amor sin importa raza, religión, ni color; como dice la popular canción de Rodrigo.

Gaultier 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s