Reencuentro en Las Vegas

Por Tamara Snitman

 

Foto 1 (1)

 

Con la película elegida para abrir el BAFICI 2018 en su edición especial número 20, el director argentino Juan Villegas regresa al festival donde ha estrenado sus primeras cuatro obras y también regresa a Villa Gesell, lugar de veraneo de su infancia, para retratar la historia de un reencuentro. Las Vegas es sin dudas una comedia que hará reir, pero sin dejar de lado esa nostalgia que implica hablar del pasado; y es por eso que su autor la ha declarado como su film más personal.

Días previos a la fiesta de Año Nuevo, Laura (Pilar Gamboa) viaja a Villa Gesell acompañada de su hijo Pablo (Valentin Oliva -Wos-) para instalarse en el edificio costero que da nombre al film y que pertenecía a sus padres. Pero sin planearlo, se encontrará allí con Martín (Santiago Gobernori), su amigo de la infancia y pareja de la adolescencia con quien tuvieron a Pablo hace 18 años en ese mismo balneario. Ahora divorciados, Laura tendrá que acostumbrarse a convivir en el mismo edificio con su ex y su nueva novia Candela (Valeria Santa), una colombiana 14 años más joven. El elenco se completa con Cecilia (Camila Fabbri), una guardavida que se convertirá en el primer amor del rebelde Pablo.

Foto 2

 

 

El edificio “Las Vegas” cumple un rol protagónico: sede de encuentros y desencuentros, donde cada rincón tiene una historia del pasado para contar. Escenario que, a través de situaciones tan absurdas como reales, servirá para la exploración de temas como las crisis de parejas, el trauma por la edad, los conflictos generacionales, el despertar sexual y las relaciones entre padres e hijos.

Es en los diálogos donde, además de los gags cómicos, se retratan esos momentos cotidianos de una madre que no consigue entenderse con su hijo, un padre que no logra ser aceptado como familia y una pareja que parece no reconocer el paso del tiempo. Será la música un elemento clave para que los personajes de diferentes generaciones puedan reencontrarse.

Foto 3 (1)

 

No podemos dejar de mencionar la interpretación de Pilar Gamboa, sobre quien se apoya el mayor caudal de comicidad. Un personaje por momentos irritable pero siempre querible, que se destaca sobre todo en las escenas donde los cinco protagonistas deben lidiar con sus diferencias.

Con una gran precisión para manejar el humor y lo gracioso de situaciones absurdas, Las Vegas es la prueba de que se puede lograr una buena película con sólo cinco personajes, 70 minutos de cinta, encuadres clásicos y una ciudad casi vacía. Una historia simple pero sincera, a veces sentimental y otras veces delirante, que se ha ganado su lugar de privilegio en el festival de cine independiente más importante del continente.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s