Amor de verano

Por Martina Szajowicz

Durante los calurosos veranos porteños suelen mantenerse aquellas muestras que fueron estrenadas durante el mes de noviembre y diciembre del año anterior. Sin embargo, existe el caso excepcional del Centro Cultural Recoleta, el cual se relanzó con fachada y muestras nuevas que movilizan. Desde la reflexión más profunda, el juego niño, el sexo, el amor desinteresado hasta lo kitsch son algunos de los temas recorridos y tratados a lo largo de este séquito de nuevas muestras a las cuales somos introducidos cuando atravesamos el nuevo mural de la fachada realizado por Sebastián Curi, quien, además, tiene su propia sala en el interior del espacio.

Una de las muestras que más convoca es Deseo y Problemas la cual presenta un conjunto de historietas eróticas. A pesar de ser advertidos en la entrada sobre la difícil digestión de las próximas imágenes, uno fluctúa de historieta en historieta de forma continua, sin generarnos ningún tipo de sobresalto entre ellas. Como una cavidad de un rosa estridente, dejándonos a libre interpretación, ingresamos en un nuevo espacio en el cual algunas de las historietas nos permiten sentirnos representados, nos causan risa de nosotros mismos y de situaciones tanto ajenas como propias, pero tampoco se olvidaron de las idílicas, la ciencia ficción y alguna que otra bastante retrógrada como señalamiento. La idea de esta pequeña muestra es que los espectadores jueguen a encontrar sus propias coincidencias entre las diferencias, tanto de temas representados como en la manera de hacerlo. Numerosos son los artistas que participan aquí, brindándole una gama de distintos espectros y connotaciones, como: Sofía Alvarez Watson, Muriel Bellini, Fernando Calvi, Delius, Ignacio Minavery, Jo Murúa, Sole Otero, Constanza Oroza, Oski, Delfina Pérez Adán, José Luis Salinas, Diego Simone, Francisco Solano López, Paula Sosa Holt, Sukermercado, Powerpaola, Diego Trerotola, Luciano Vecchio, Pablo Vigo y Calé.

RECOLETA 2

Historieta realizada por La Watson para Deseo y Problemas.

Siguiendo por el largo pasillo, hallamos El Salón de los Abrazos el cual es completamente distinto a la sala descripta anteriormente, a nivel curatorial y de soportes, pero no temáticamente ya que ambas presentan la diversidad y las distintas clases de interrelaciones humanas. Una sala entera de murales de gran escala realizados por Sebastián Curi, quien trabajó el asunto en concordancia con la nueva fachada. La idea principal es el abrazo, aquél gesto desinteresado, que no distingue ya que es de lo más simple y lo más reconocible tanto intra como interculturalmente. Sencillamente, nos genera amor verlo, recibirlo y darlo de forma completamente gratuita. Y  esa, es exactamente la consigna:  abrazarse, sentirse abrazado, jugar, dar amor de la manera que se desee rodeados de esos colores estridentes que en vez de alejarnos, nos cobijan en este calor arrollador.

RECOLETA 3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s