El “descebollamiento” de la imagen eamense

Por Martina Szajowicz

LOCRO EAMEO

 

Hace tiempo ya que la tecnología se infiltró en todos los aspectos de nuestra vida generando que, a veces, nos cueste distinguir entre realidad y virtualidad. Los límites son cada vez más endebles, finos o casi nulos, donde lo que vemos a través de nuestras pantallas nos parece verídico e incluso nos permite sentirnos parte de una comunidad. Es importante recordar que muchas de las artes, como el cine o la fotografía, tuvieron como núcleo fundacional la aparición de nuevas tecnologías, pero hoy nos acercamos a una forma nueva y revolucionaria de crear. En los últimos años, las redes sociales han entrado, casi sin percatarnos y diría que hasta sin permiso, en nuestras vidas e inevitablemente en el arte. El interfaz como artista y nuestros perfiles creados por nosotros mismos como espectadores consumimos el arte de una manera distinta, en pantallas más chicas o más grandes todas las imágenes logran adaptarse y reconfigurarse.

Uno de nuestros casos a nivel local es el de Eameo. Colectivo conformado por 10 integrantes que se autodenominan “medio de comunicación” y gracias a la imágenes podemos encontrar toda esa gama de colores que existen en los medios. Las imágenes creadas pueden ser leídas a modo de “cebolla”. En una primera impresión nos causa gracia e incluso, en muchos casos, indignación, pero es preciso y necesario pasar por ellas para llegar a la verdadera reflexión. A veces no alcanzamos el mensaje instantáneamente, sino que lleva su tiempo y decantación, no nos muestran la verdadera cara a primera vista.

POLICIA EAMEO

 

Si bien muchas imágenes tienen lineamiento político-partidario, otra gran cantidad reflexionan sobre nuestra contemporaneidad. Logran hacer una localización de obras artísticas, sucesos internacionales, imágenes de películas y propagandas, hasta incluso escenas cinematográficas, para dar su mensaje. No obstante, según el tipo de espectador, se genera una capa de mayor o menor posibilidad de lectura y profundización de la misma, depende de cada perfil lograr su respectiva meta.  Esto no quiere decir que se precise de un observador en especial o con conocimientos excepcionales, sino que cualquiera puede hacer su reflexión a su medida, puede adaptarla, porque ¿cuántos de nosotros nos hemos enterado de ciertas situaciones que sucedían en el ámbito político o deportivo gracias a Eameo? No se precisa ser ni un gran lector de todos los medios o un informado 24/7, simplemente con ser argentino basta.

Este fenómeno toca a cualquiera, tanto esté en las redes o no, ya que los que pertenecemos solemos compartirlas con otros que no o puede llegar a ser un tema de conversación entre pares. La forma de presentarse, pensando en qué fechas largar las imágenes y en cómo tratar ciertos temas, nos  genera hablar de nuestra y en nuestra realidad, sobre eso creado en  la virtualidad, gestando una realidad pura y exclusivamente ampliada. Los mundos se confluyen y ya uno vive dentro del otro sin límites. Sin embargo, esto no es superfluo ni para los propios integrantes de Eameo, ellos mismos reflexionan sobre el alcance de la realidad creada por la tecnología.

EAMEO MUNCH

 

Sin embargo, la historia del arte es uno de los elementos que ocupa un papel fundamental en este fenómeno, porque es aquel que le permite mostrar parte de su perspectiva. Toman obras como mero soporte para hacer su reinterpretación local creando una nueva e incluso original obra. No obstante, miles de argumentos benjaminianos podrían presentarse sobre el debate de la copia y el original, y la indefectible pérdida de aura, pero no sólo es una discusión caduca, sino que además la obra funciona como una herramienta más para gestar los distintos niveles de interpretación de la imagen. Ni siquiera llega a lindar con lo kitsch ya que la obra de arte ¿aurática? es un medio más por el cual este grupo de 10 integrantes se permite crear. Se apropian de la obra de arte para crear una nueva, bajo una localización y temporalidad actual.

Es por esto que el fenómeno eamense juega con todas las artes, el fotoperiodismo y nuestro día a día para “descebollarnos” nuestras ideas preconcebidas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s