Pablo Stigliani On Tour

Por María Victoria Martín

Fotos: Paola Olari Ugrotte/Imago Agencia

DSC_6315_1

Contadas veces se filman road movies en la Argentina, por fortuna para las salas comerciales este sí es el caso de “Mario On Tour”, el segundo largometraje del director argentino Pablo Stigliani. “Mario On Tour” cuenta la historia de un cantante, Mario (Mike Amigorena)  quizás, frustrado que para poder llevar a cabo su carrera personal debe a la par realizar shows en fiestas, de todo tipo y color, donde o bien puede tocarle interpretar canciones de cumbia o bien un salpicado de Sandro de América. La mente y voz que organiza la agenda de Mario es su mejor amigo : el Oso (Iair Said) quien gracias a él Mario puede obtener no solo buenos consejos sino también una gran reputación en MercadoLibre. La historia comienza y se resume en una temporada de viaje a Santa Teresita donde Mario decide aprovechar la oportunidad para (intentar) limpiar asperezas con su hijo (Román Almaraz), al cual escasamente ve. En este viaje, en este itinerario de rutas y mares nos topamos con una aventura que simula ser aquel juego de obstáculos que llamamos vida donde a veces tenemos la chance de reírnos, de enamorarnos del paisaje, de tener grandes compañeros de ruta, y por sobre todas las cosas de aprender a vivir.

A menos de una semana del estreno oficial de “Mario On Tour” en todas las salas comerciales, se prestó la suerte (y la excelente predisposición) de realizar una visita y entrevistar al director, para estar al tanto no solo acerca de cómo se sintió al realizar el fim, sino a modo de repaso y reflexión cinefila, porque era menester hacer un tour en la vida de Pablo Stigliani.

-¿Cuando y por qué decidiste ser director de cine?

-¿Cuando y por qué? Bueno, no hay una respuesta en sí. Es tan buena la pregunta que no hay respuesta ( y ríe).

Fue de casualidad no nunca quise ser director de cine, era periodista, laburaba en una editorial de prensa técnica y en radio. Fui productor en Radio El Mundo, en infinidad de programas, inclusive tenia un programa en FM Palermo. Sucedió que cuando estaba haciendo una licenciatura en ese momento para recibirme como Licenciado en Comunicación Audiovisual en la Universidad de San Martin pedían unas horas foro para poder recibirte o tener cinco años de experiencia y una hora foro. El caso es que tenia cinco años de experiencia trabajando en medios y me faltaba unas horas foro y para completarlas me anoto en un taller de cine y televisión, titulado “Realización de video y televisión”, duraba una vez por semana cada tres meses y había que escribir un guion. A mi siempre me había gustado escribir pero nunca me había animado y para ese taller escribo un guion. Luego todos los alumnos presentábamos el guion y  votábamos cual era el que más nos gustaba pasada esa instancia se filmaba, ahí la anécdota parecería que el que ganó fui yo, pero no, no gané, ganó otro proyecto (entre risas).

Tenia que tener ciertas condiciones el guion , y el mio era una locura, era Lugano Disneylandia. Recuerdo que termina la clase, me llama el profesor y me comenta que el guion esta muy bueno, me sugiere que lo filme por mi cuenta. Era periodista en ese momento, ya en la editorial había empezado desgrabando notas, me había tocado escribirlas, tenía seis años dentro, a los 26 me sentía un viejo, creía que sería periodista toda mi vida. Me dijo filmalo. Se lo pasé a un amigo, luego de una buena recepción se lo fui pasando a gente y todos me decían que estaba bueno así que entre todas las pasadas, una persona me comentó de un amigo que tenía una cámara y estudiaba cine , se lo pasé, le gustó, lo filmamos como pudimos. No teníamos ni plata para nada y lo hicimos con no actores. Lo terminamos, lo mandamos a un concurso, comenzó a ganar premios, selecciones en festivales nacionales e internacionales. Inclusive lo pasaron por la tele en un programa de cortos, anduvo bien. En festivales conozco gente de la Enerc y me cuentan lo de la escuela, yo quería profesionalizarme, estudiar cine pero no quería ir a pagar, aparte sentía que no tenía tiempo, pensaba que si empezaba en ese momento filmaría una película a los 50 años. Me anoto de todas formas ese mismo verano y logro ingresar. Por alguna razón hice un click y decidí dejar mi trabajo formal. Tenia ahorros los cuales me permitieron el primer año mantenerme en la escuela y al tiempo hice videos institucionales para empresas, así me empezaba a dedicar al cine, esos fueron mis primeros pasos en el cine. La escuela te abre la cabeza y si entendes el concepto de escuela podes formar rápidamente una especie de productora. Mouriño es compañero mio de la escuela. también te topas con docentes muy copados . En primer año de la escuela escribo Bolishopping (su primer largometraje) y Gigantes (una serie de televisión).

-El cortometraje “Miguelina” ¿se realizó entre estos proyectos?

-Eso fue antes, Miguelina fue después. Estos dos guiones fueron proyectos con el Incaa. Cuando entro en la escuela en el primer año, a uno de los docentes le comento que quiero escribir un guion ,quien me responde que recién en tercer año se escribe un guion.  Igual me dio una mano, lo escribimos lo presenté con él, con otros dos compañeros mas al concurso, ganó, y en segundo año presenté la serie y también ganó y en tercero no lo pude cursar porque ya tenia que dirigir la película y tenia que hacer la serie de televisión.

Hice la serie de televisión, una experiencia que no sé si volvería a repetir por ahora. El cine tiene otro enamoramiento completamente distinto, en fin después de haber hecho la serie tenía que hacer mi opera prima que resultó ser Bolishopping y antes de hacer Bolishopping al mismo equipo les comenté que conocía a una señora hermosa que vive por mi casa, hagamos un corto de ella y aceitamos un poco el equipo. Lo hicimos jugando un fin de semana, terminó en Bafici y otros festivales.

-¿Cómo surgió la idea de filmar “Mario On Tour”? Y ¿qué desafíos se presentaron a la hora de filmar?

-Bueno, la idea surgió también como surgió mi opera prima siempre desde personajes o historias reales, esta pregunta la respondo siempre porque no puedo inventar que surgió de otra manera, a pesar de sentirme repetitivo. Mis abuelos son de Santa Teresita, pasaba todos mis veranos de infancia ahí y siempre iban mis tías, mis primos a la casa de mis abuelos, era un quilombo, llena de gente siempre. Una noche una de mis tías dice “aca a la vuelta hay uno que canta como Sandro, vamos a verlo”, estaba viendo un partido de fútbol, no quería ir y me convencieron, no sé por que era el único primo joven ese día, y fui con mi vieja mi tía y otra amiga de mi tia, cuatro chicas y yo y cuando fuimos, me tomé un café, me dije acá voy a durar diez minutos y cuando empieza a sonar la pista de Sandro, fue como conectarse, lo veía siempre eso pero ese día fue como el amor, ves a alguien todos los días pero un día te cambia la percepción de esa persona y fue así y me encantó. Eso fue en el año 2007, todavía no había hecho Lugano Disneylandia, y ese personaje me quedó en la cabeza y cuando el bajó, el instinto de periodista surgió, le pedí una tarjeta, no sé para qué, le conté que me gustaría hacer un documental o escribir una novela, en sí no sabia qué, lo que sí que algo quería hacer, en ese momento. Después lo vi en Capital, luego en una cantina de Lanús lo fui a ver, y bueno, él contaba entre tema y tema siempre que había tenido una banda de rock y que ahora hacia esto para poder sacar su propio disco, me parecía interesantísimo, un tipo que tiene que cantar canciones de otros para poder cantar las suyas, me parecía como una anécdota muy linda.

-Ustedes con la productora habían hecho “Vidas prestadas”…

-Si, “Vidas prestadas”, es un documental de Anahí Farfan.

-Hay un personaje que imita a Sandro al parecer ¿Es este cantante que contas?

-No, aparte no son imitadores, los shows son shows tributos y lo que hacen ellos es homenajear, le ponen una impronta personal pero sin dejar de tener una referencia.

-Claro, pensé, tal vez, el interés de la productora al producir “Vidas prestadas” y “Mario On Tour” y conecté.

-Si, de todas formas hay como cinco años entre un proyecto y otro pero si. Lo importante es hacer la ronda, el guion de este lo escribí en el 2012 y vos me estas haciendo una entrevista ahora, lo que estoy escribiendo ahora no sé cuando tendrá lugar…

DSC_6289

-Bien, en cuanto a “Mario On Tour” ¿Cuantas semanas duró el rodaje?

-El rodaje duró cinco semanas

-¿Filmaron con escenarios naturales?

-Todos escenarios naturales.

-¿La parte en que él hace el show también?

-Son todos escenarios reales, no me gusta armar nada. Lo que se hace es una pequeña intervención en los lugares, se hace como un gran scoutting, una gran búsqueda de lugares. Una vez que se va a esos lugares se trata de orientar una paleta de colores, trabajar conjuntamente con la directora de arte y el director de fotografía, con el vestuarista, tratar de encontrar que ese lugar sea lo mas verosímil posible. En sí se hacen intervenciones sobre los lugares pero son siempre escenarios reales.

Eso es lo que buscamos con la pelicula, que sea real, por eso tampoco él hace playback, uno trata de repetir esa noche que vivió con sus tías de alguna manera.

-¿El personaje de Mario fue pensado para Mike Amigorena o se fue viendo?

-Y, tenía que cantar, eso reducía mucho el casting, definía el  esquema de película que uno quiere hacer, algunos me decían la podemos hacer con este actor o con este otro y después. a la hora de cantar que quizás cante otro por él, a mi nunca me terminaba de cerrar esa idea, entonces es un poco decir “bueno esta es la película que yo quiero hacer”, quiero hacer una película que el tipo cante de verdad que pueda ir caminando, como se ve en la película, con un plano secuencia, actuando, que suba y siga cantando/actuando y no haya una barrera entre una cosa y otra y no se rompa como diegeticamente dentro de la película, sin desmerecer lo que no es mejor ni peor, son decisiones, el tipo puede desafinar o puede no sonar lo perfecto de los standares de cómo uno escucha un disco, y no se escucha eso, se puede escuchar que el tipo papea, o que respira mas allá que tiene la postproducción de sonido exhaustivo, para tratar de lograr esa realidad. Entonces ahí el casting se reducía mucho de personas que lo puedan hacer, debe haber un montón de actores, aunque sí quería que tuviera ciertas características, por ejemplo que sea conocido, uno esta haciendo un esfuerzo de pagar temas de Sandro, tenés que poner un actor que pueda asociarse a esa imagen y que el día de mañana pueda haber difusión y sea atractivo también para las audiencias. La opción uno fue él, Mike.

-¿Cómo fue la experiencia de filmar esta película que parece mucho mas “optimista” habiendo filmado Bolishopping?

-La verdad que no noté una diferencia con respecto a eso porque es un poco como lo que dije, el cine tarda tanto y al estar cinco años comprometido uno con un proyecto que se vuelve tan familiar y tan cotidiano, tan cercano, que uno no esta pensando. La anterior era un drama pensado en hechos reales de una película acerca de la denuncia, y esta es una comedia dramática, entonces, bueno, me tengo que poner otro chip, lo cierto es que uno esta tan cerca del proyecto y tan encima que lo mas importante es tomárselo seriamente, digamos. Creo que si lo tomas serio y sos leal a los personajes que estas contando y respetas sus mundos y sus Universos no importa si es una comedia un drama. Yo no lo tomé como una presión, es más, muchos me preguntan eso, la película anterior es muy distinta, son distintas pero también les veo un montón de puntos de contacto que los puedo ver solo yo, que quizás en algún momento cuando uno consigue filma seis, siete películas, decís, bueno che mira se unen por esto, la mirada del director, que hoy lo puedo identificar pero sería muy ególatra decir que hay una mirada entre las dos películas, por ahora no, quizás en el futuro sí, ojalá.

-¿Te sentías mas confiado a la hora de hacer esta segunda película?

-Lo que siempre digo es que uno nunca, pero nunca esta preparado para hacer la película que va a hacer, cuando digo voy a hacer mi tercera no estoy preparado porque nunca hice una tercera, la cuarta lo mismo, pero sí, obviamente, te sentís más seguro , sobre todo con los actores. El actor es como un apéndice que se suma al proyecto , si el proyecto nace en el 2012, quizás ya en el 2012 con algún técnico o con el director de fotografía ya podes hablar de como querés que sea pero hasta que no tenés el actor, no. El actor se suma a último momento dentro de la peli. A no tener miedo a decirles que no, que es una gran palabra, porque a veces decís solo sí porque tenés miedo, creo que en una segunda película no, podes decir “mira, eso no”, “no va por ese lado lo que busco”. A veces no sabes cual es el sí pero por lo menos sabes decir que no, por ahí no va. Estas más seguro con vos. Por supuesto que en sí te da confianza, aunque te quita otras cosas, no solo que te da también te quita.

– ¿Cómo qué?

-Siento que a veces pasa, como pasa con las bandas, escuchas sus primeros discos, decís, exigís más, esa desprolijidad siento que ya en la segunda película no me lo permito tal vez , en la primera hay cosas que me las permitía, un tironeo de foco, algo desprolijo, ya en esta no podes, justamente perdés espontaneidad. Antes era un vemos cómo sale, ahora decís : no, tengo que ir con las cosas organizadas sino las horas extras, la plata de la producción, tengo un sponsor tengo un canal de televisión… Empiezan a haber cosas que cargan sobre vos. Es una película chica pero tiene el apoyo de un canal de televisión, Canal 9, tiene algunas marcas privadas atrás, hay actores que tienen otros compromisos de hacer tele, te va limitando, vas ganando cosas pero vas perdiendo de otro lado.

-Mario resulta ser un personaje heroico en el film. Haciendo memoria ¿Cuáles fueron tus héroes?

-Mi héroe, es muy raro, mi héroe de chiquito, estudié en una escuela del estado laica, entonces nuestro héroe era San Martín, el Dios, mi Jesús.

-Pero por ejemplo te gusta el fútbol ¿No lo veías como un héroe a Maradona?

-Obviamente, sí, también generacionalmente, pero nuestro colegio tenia un concurso de preguntas y respuestas sobre San Martín y quiero decir que una vez lo gané. Fui a una escuela del estado en la ciudad de Buenos Aires en Parque Chacabuco, San Martín era nuestro ídolo, nos sabíamos todo, hasta creíamos que era de ficción de tan bueno que era. “No. este tipo cruzo los Andes, liberó tantos países, es un genio” pensábamos que no existía cuando era chico.

Por ende, San Martín y Maradona, por así decirlo, muy patriota.

-Tus películas tuvieron sus merecidos recorridos por festivales ¿Cómo fue la experiencia?

-A veces hay un concepto que se suele llamar como “película de festival”, films que están diseñados para festivales ; otras para la gente… La verdad no lo tengo muy claro, nosotros por lo menos las películas que dirigí o las que producimos tratamos de hacer la película y listo. Después vemos si…

-¿Como recepcionas el festival? ¿Lo ves como algo a favor?

-Si, por supuesto es algo a favor, siempre es a favor, pero hay contradicciones en festivales suponele que cuando Bolishopping tuvo su avant premier en Huelva, un festival en España, y bueno, hay alfombra roja, conferencia de prensa, autos privados que te vienen a buscar al hotel y te hacen sentir como en un lugar y sólo hice una película, medio una contradicción.

-Claro con dinero hubieses tenido otro presupuesto.

-Lo tomo como un espacio de difusión a veces , es la parte mas linda del cine , la parte donde te sacan foto ,donde tenés conferencias de prensa donde te hospedan en hoteles lindos, donde comes rico, donde conoces directores actores, actrices, distribuidores y después volvés a tu casa y tenés que comprar al chino como todos los días.

-En cuanto a salas comerciales ¿cuales son las expectativas antes del estreno?

-Mas miedo que expectativas, porque es la primera vez que vamos a venir con una película que rompe esta barrera de película como de nicho para el publico de cine que esta en una o dos salas, que pueden ser Gaumont o Bama o el Malba películas que están protegidas dentro de este circuito. Hasta ahora todas las que hicimos fueron así y esta es la primera que puede salir un poco de eso, a una escala chica igual. Es una película que va a salir con 20 copias pero la anterior todas salieron con una copia, una copia de un cine y va a otro cine y después a otro, esta tener 20 copias en simultaneo, con una agencia de prensa que va a hacer nota, conferencia de prensa y alguna movida más que tenemos planeada para difundir la peli nos da miedo. Es todo muy artesanal y apenas podemos terminar las películas y a veces no estamos pensando en promocionar.

-Con Mariano crearon la productora “Stigliani- Mouriño” en tiempos donde el cine es una incertidumbre ¿cómo fue el proyecto?

-Salió un poco de estudiantes, como dije, la gran parte fundacional de la productora fue concebida durante la escuela de cine sin darnos cuenta que teníamos un guion de acá otro de acá y juntamos los guiones y los pudimos hacer y nos armamos de tres cuatro pelis como para tener una productora. Siempre decimos “son las productoras no los lugares”, tener un departamento de dos, tres, o cuatro ambientes con recepcionistas eso no es tener una productora una productora es tener películas y creemos en eso. Este año 2018 tenemos dos películas, la opera prima de Mariano, un documental que voy a dirigir en el verano y dos o tres proyectos más a punto de salir en el Incaa, que no los nombro porque todavía no están confirmados oficialmente. Estoy escribiendo el guión de lo que sería mi tercera película de ficción.

-Trapero dijo en una oportunidad que las películas no tienen tiempo para que encuentren su lugar ¿Qué opinión tenés al respecto de eso?

-Si, coincido. Hay que darles un espacio, un tiempo.

-Según él los filmes tienen una vida útil, se desecha mucho la película nacional, en general…

-Creo que hay ese cliché de “no, cine nacional no miro”, o solo ven nacional. Creo que últimamente los números demuestran que la gente se ha volcado mucho mas al cine, en Argentina se hacen 200 películas por año y hay diez que la gente las conoce y las ve , las otras 190 están por ahí. No dejar de pensar que esas 190 películas generen la identidad cultural de nuestro país, voces de nuestro país y sobre todo trabajos, trabajan personas. Después es importante que estén esas diez que tienen espectadores con números de seis cifras para ayudar a las otras que no pueden. Yo creo que la visión de un gobierno mas tirado hacia la derecha es obviamente funcional a las que venden y las que llevan espectadores. Me parece que pensar una industria cultural con esa simpleza de decir “solo apoyamos películas que puedan verse o vender” me parece macabro. El sector está muy en alerta y muy junto, cuidando y protegiendo los derechos que ha ganado la industria.

-En una entrevista radial hablas mucho del cine independiente, de lo que es hacer cine independiente ¿Qué directores de cine independiente te marcaron?

-A mi me gustan mucho, a todos nos gustan mucho en el cine independiente, los hermanos Dardenne, que inventaron una especie de cine de denuncia con mucha trama, con personajes muy interesantes filmados con cámara en mano, donde se ve que están poniendo el cuerpo, que están los tipos ahí, que hay una impronta fuertemente actoral. El cine europeo es el que más me gusta sobre todo, el de estos directores, el cine rumano también, esa parte donde se ve mucho la fuerza del director. No por eso no miro Hollywood y como pochoclos en el cine también.

– Pao pregunta : ¿Qué opinas de estas plataformas como CineAr o Qubit?

-Bueno, es como todo, si la montaña no va a Mahoma, Mahoma… ¿No? Si la gente quiere ver cine en su casa en pantuflas en un televisor y que se escuche maso, bueno lo puede hacer también.

-Claro, iba a preguntarte si estabas a favor de la piratería en el cine.

-Lo que digo es que si veo a un pirata vendiendo mis películas yo le llevo una copia buena. No sé qué hacer en sí…

-Recuerdo que Campanella fue a un puesto de diarios y dijo que no tenían que comprar su película pirata.

-No, tanto como eso no, le daría una copia buena por lo menos para aquel que la vea y diga: “Bueno la próxima vez que este pibe saque una película lo voy a ir a ver porque la que compré en la mantita estaba buena” (se ríe).

-A mi me pasa de ir a festivales y después busco esa película que tanto me gustó y no la encuentro, no van a hacer un dvd, por ejemplo, a veces las suben a Youtube y esta bien porque si no tenés la oportunidad, o te enteraste después o un amigo te dice “che mírate esta película”, pero si no esta en alguna plataforma…

-Si, nosotros si podemos la subimos. Las películas tienen un ciclo, ahí coincido con lo que dijo Trapero, digamos, la hiciste, tuvo su estreno, Bolishopping se estrenó comercialmente, un éxito de taquilla entre mis familiares (nos tentamos los tres), fueron todos.

-Se siguió pasando, hace poco se proyectó en la Manzana de las luces.

-Bueno, se pasa, se pasa mucho en los colegios me dijeron, en el colegio secundario en una materia que en mi época se llamaba “Instrucción Cívica” ahora no recuerdo el nombre, bueno, ahí la pasan. O en materias que hablan sobre el trabajo y tengo amigos docentes que la han pasado y que me dijeron que otros docentes la pasan sin saber que él es amigo mio. La usan mucho, cada tanto me convocan para esos encuentros. Me parece bueno.

-La ultima pregunta , es más personal que otra cosa, si Mario existe ¿Miguelina existe?

-Si, Miguelina vive y se llama Miguelina. Vive en la esquina de mi casa.

-¿Cómo se hizo la historia?

-Ella es ella, vive en esa casa que se ve ahí, el nieto que lleva ahí es su bisnieto en realidad, en la película se hizo que era nieto porque sino tenia una vuelta más que era difícil de entender. Es una señora que habla con todo el mundo, sabe todo de todos. A mi lo que me llamaba la atención es que iba a comprar un yogurt y tardaba cuatro horas, cuando volvía el yogurt se le cortaba. Es como una jefa del barrio, la saludan todos. Simplemente ella es muy católica, va mucho a la Iglesia y lo lleva al niño, la que actúa, de cómplice es mi abuela real. He ido a visitar a mi abuela y he visto diez señoras octogenarias con un niño rezando el rosario y el nene haciendo así (gesto de comulgar). Lo lleva a todos lados a donde va, y me parecía muy lindo, entonces hicimos ese giro argumental de que ella llega tarde al colegio y como llega tarde al colegio se lo queda para ella y decide mentir, y ahí comienza una road movie en cámara lenta, Miguelina va para un lado, va para otro. Una road movie sin auto.

-Mario On Tour es una road movie ¿No?

-No hay mucha road movie en la Argentina, estuvo “Camino a la Paz” hace poco, es muy difícil hacer una road movie. A nosotros nos costó un montón , yo digo que nunca más voy a hacer una road movie por ahora, fue muy difícil.

-¿Cuales fueron los problemas que se presentaron?

-Y los problemas que para la gente parece una tontería, tal vez, cuando un tipo va actuando dentro de un auto es muy difícil poner una cámara arriba de un auto, tomar el sonido, lleva mucho tiempo

Hay que cortar la calle para que no pase otro auto, hay que grippear la cámara sobre ese auto, un montón de cosas, hay que preparar el auto, sobre todo, hay que poner esa cámara ahí y que no tiemble, que no vibre, que se escuche bien. Tiene muchas horas de armado y sobre todo si en la película se ve una ruta desierta tuvimos que ir ahí para hacerlo, no lo pusimos por croma y tuvimos que ir  treinta personas , tuvimos que comer, dormir y vivir ahí en ese desierto, en esa ruta desértica. Tuvimos que movernos con todo, con Mike Amigorena donde la tele lo contiene mucho más, acá en el cine se vive en exteriores, si llueve, si falla algo, él terminó hasta descargando fletes un día. Se ve que el espíritu de todo el equipo es ese.

-¿Ya lo conocías a Mike?

-No personalmente, en sí.

-¿Cómo fue el contacto?

-Uno lo que trata de hacer es llegar sin representante, hablar directamente con él. Entonces decirle que tenés un guion y te gustaría que lo lea, si él te dice que sí obviamente tenés que hablar con el representante por el tema económico. Si le gustó, te sentas, charlas, tomas un café, le preguntas cosas del guion, ver si él entendió todo lo que vos quisiste poner en el guion y después empieza una charla de una relación mas de amigo que profesional. Juntarnos a ensayar no lo hago, me juntaba con él una vez por semana depende cuanto llevaba la fecha… mas tiempo pero nunca ensayar ni hacer puestas. Alguna vez habremos ensayado , pero siempre es hablar, hablar del personaje, de lo que se quiere, tomarnos un café hablar de otras cosas. Crear el vínculo para que yo pueda tener semejante confianza como para decirle “che esto no esta bueno” y él tenga la confianza conmigo de decirme “che estamos yendo mal”.

-¿Dejaste mucho material de lado?

-No, la verdad que no, está casi todo, algunas cosas tuve que dejar que no funcionaron, como siempre, uno cree que esto esta funcionando y no funcionó. No tuvimos problema en el montaje, como decir, que si pasó con Miguelina al ser no actores era muy difícil el lenguaje. Hubo que dedicarle mucho tiempo elegir las tomas minuciosamente de Miguelina llegamos a hacer 25 retomas (nos reímos de lo anecdótico). Miguelina nunca entendió. Miraba a cámara, no entendía. Está bien, ese era un poco el juego, me acuerdo la escena que se va de la casa de la señora que la ayuda a mentir y en la próxima escena iba a rezar, y la filmamos al revés primero filmamos cuando rezó y no entendía, decía “no, yo todavía no vine de ahí”.

-Bien literal.

-Exacto, la literalidad, claro. Por ejemplo mi abuela iba a acompañar y Miguelina me decía “y puede estar ella también”, explicarle que no, porque la dejaste en la escena anterior, que te conteste ” no importa que este acá, así yo me siento mejor”, y explicarle que no se puede, si en la escena anterior vos le dijiste chau me voy, no puede aparecer con vos en la próxima escena. Miguelina fue todo. Son cosas que uno tiene que hacer y se dice bueno ya esta no lo hago más (reímos). Esta buenísimo trabajar con no actores, bueno, eso, Miguelina tiene unas libertades que no puede tener otra película, como decir bueno nos quedamos 25 veces hasta que salga, en cambio si yo en un rodaje me pongo a hacer 25 tomas, me matan

-Cuando canta ¿Es por su cuenta?

-Si, canta ella también. Otra que canta. Ella canta todo el tiempo, si vos le hablas un poco se te pone a cantar, entonces ese canto característico que ella tiene estaba un poco buscado. Hay muy poca improvisación. Nunca a Miguelina se le entregó un guion, le conté la idea y me dijo que si. Es más, todavía me sigue pidiendo que la tengo que grabar que quiere que la grabe a ella cantando que yo ponga la cámara, ella me quiere dirigir al director (risas) que yo ponga la cámara y ella se va a poner adelante y va a cantar, media hora, cuarenta minutos, una canción, cancionetta,  una tras de otra y se la va a dejar a los nietos para cuando no este más. Un día lo vamos a hacer, el otro día me dijo si no podíamos hacer otra película, le dije “cuando quieras” (tentados terminamos la entrevista).

DSC_6309_1

 

Ficha técnica : Mario On Tour

Año : 2017

Estreno(Argentina) : 24 de agosto de 2017

Productora : SM Cine

Dirección : Pablo Stigliani

Guión : Pablo Stigliani

ActoresMike Amigorena, Iair Said, Román Almaraz, Leonora Balcarce, Rafael Spregelburd, Ale Sergi.

Duración : 105 minutos

Distribuidora: Tren

 

 

 

 

Anuncios

One response to “Pablo Stigliani On Tour

  1. Interesante entrevista , tiene algo poco común ,espontaneidad ,cuenta detalles apasionantes para personas como yo , que solo se porque digo este director me gusta , esta peli si , esta no mucho .
    Me parece que Mario on tour me va a encantar .
    El tema tiene mucha ternura.
    Los actores excelentes. Les deseo éxito.
    Felicitaciones .

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s