Raymond Depardon o el color como metáfora de la curiosidad

Por Paola Olari Ugrotte

 

IMG_4442_1

(Foto: Paola Olari Ugrotte)

La propuesta es doble en el Centro Cultural Recoleta desde el 6 de junio hasta el 20 de agosto de 2017. Dos trabajos, “Un momento tan dulce” y “Francia”. Ambas muestras  del fotógrafo francés Raymon Depardon y están a todo color. Un hombre notoriamente curioso que para nuestra suerte es reportero gráfico.

La primera es de fotos “libres” que el autor tomó durante sus viajes. El título nos indica sin dudas el placer y la mirada intensa que elige para mostrar personas y lugares. Fotografía callejera de la vieja escuela que nos resulta sorprendente al reconocer los espacios. Dos series que realizó en nuestro país se ubican enfrentadas en uno de los grandes salones. Pero lo imperdible de esa selección es sin dudas el registro de Glasgow, Escocia en 1980.

IMG_4429_1

(Foto: Paola Olari Ugrotte)

La segunda muestra retrata su tierra natal. Con una cámara de gran formato, de 20 x 25, recorrió los paisajes de su infancia en la campiña pero también los rincones menos conocidos del país galo. Las fotos son grandes, prolijas, brillantes, impecables. Contemplaciones, observación insistente y contrastes minimalistas. Honra a su padre, como pretende al encarar el proyecto y a la vez refleja una visión moderna del viejo continente.

Todo el montaje acompaña la calidad de las imágenes permitiendo recorrer los espacios armónicamente mientras conocemos cada vez más a este miembro de la Agencia Magnum que fotografía desde los 12 años.

Esta gran exhibición que contó con una clase magistral de Depardon al día siguiente de la inauguración se puede disfrutar gratuitamente y ofrece además la proyección películas realizadas por él a solo $50.- (consultar la grilla en la página centroculturalrecoleta.org)

Si aún no están convencidos es interesante conocer lo que el curador de la muestra, Hervé Chandès, tiene para decirnos sobre el artista: “…hace fotos que todo el mundo podría hacer y nadie hace…”. Así que allí tenemos esas obras maestras de uno de los pocos clásicos que aún podemos conocer en persona. Será cuestión de poner el ojo en su trabajo ahora que lo tenemos de visita en Buenos Aires.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s