Algunas notas sobre Un profeta, de Jacques Audiard

Por Jesica Berman

Actualmente el “drama carcelario” se ocupa de retratar cuestiones sobre la condición humana y su director, Jacques Audiard, fanático del film noir logra responder a esta identidad.

No podemos dejar pasar por alto que esta película fue nominada al Oscar como Mejor Película Extranjera junto con El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella, siendo ésta última la ganadora.

Un profeta es el retrato de una carcel en la multicultural Francia, en donde el protagonista Malik (Tahar Rahim) entra en prisión por seis años (nunca sabemos el motivo de su arresto).

Para pensar acerca de esta película un poco más profundamente, la tendríamos que dividir en dos (esta partición  no es caprichosa, la estructura narrativa se divide así).

Por un lado, vemos el paso de Malik por la carcel y su transformación. La evolución de su personaje no solamente va de la mano de lo humano sino cómo va construyendo el ascenso en la jerarquía social de la carcel.

Malik no sabe leer ni escribir y para sobrevivir los seis años de prisión siempre va a estar entre dos tierras, en este caso representada por la diáspora cultural que se da en la cárcel, mediante el retrato de los musulmanes y de los corsos. Escucha, ve y actúa cuando llega el momento adecuado. La astucia y la sagacidad son las que le permiten elevarse.

Por otro lado, el film está plasmado de momentos oníricos, como un subtexto, que sirven para definir, dibujar en sus momentos de soledad, la psicología del personaje. El espectro o fantasma de Reyeb, a quien mata con medios precarios, aparece en varios momentos rondeando la conciencia del protagonista.

El arco narrativo de Un profeta está prefijado por dos crímenes. El que le liga (forzadamente) a los corsos al inicio. Y el del final que lo acaba liberando y adquiriendo así la ascendente figura de profeta entre los suyos, desde un valor simbólico.

Cabe destacar que Un profeta no sólo es maravillosa por la gran interpretación de Tahar Rahim y por la crudeza que la  historia retrata sino porque es además un fiel reflejo microcósmico de la sociedad actual.

6891249_unprophete-4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s