Bianca: el amor, las relaciones y las obsesiones

bianca 2

Por Matías Katz

Un joven profesor de matemática llega a su nuevo hogar romano y comienza a dar clases en su nuevo trabajo, una escuela llamada “Marilyn Monroe”. Michele (Moretti) es un hombre obsesivo y muy observador. De hecho su mayor pasatiempo es observar las conductas de sus amigos y las parejas para poder llevar al mínimo error el orden correcto de las cosas.

Éste es un muy interesante film de Nanni Moretti, director y actor del mismo, donde ya desde el comienzo, la historia tiene rasgos del absurdo en los diálogos o las acciones de Michele. Pero también el colegio donde trabaja cambia las lógicas normales, desde el nombre del establecimiento hasta en vez de haber una foto del presidente es reemplaza por una de Dino Zoff, histórico jugador del equipo italiano Juventus; o por ejemplo en el comedor del mismo hay pinball o máquinas tragamonedas, o donde el psicólogo de la escuela no es para los alumnos sino para los docentes.

Bianca (1984) es un film que trabaja muy bien el absurdo y el delirio con la trama de la historia donde por momentos se ve una ensoñación del protagonista, pero es esa ensoñación la que hace avanzar con el relato hacia los hechos reales y concretos que suceden. A la vez la construcción del personaje de Michele es la de un hombre, no solo obsesivo hasta el extremo, cuestión que Moretti lo trabaja muy bien a lo largo de la película con situaciones muy divertidas y absurdas, sino que también se compone muy bien la idea de alguien naif, no como un tonto, sino como alguien que realmente quiere que las cosas funcionen con un orden correcto; pero también se lo ve a él en su propio fracaso de no poder construir una relación con la nueva profesora, Bianca (Laura Morante), que se incorpora a la escuela, por miedo a que fracase la relación.

Un joven Nanni Moretti que sin miedo a buscar lo absurdo en la narración y la construcción de su personaje, no deja de contar una historia simple pero también compleja porque atrapa desde el comienzo, y el desenlace no es el esperado. Una historia tierna, que a la vez habla mucho del amor, las relaciones y los miedos a las pérdidas.

bianca-moretti2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s