Despierto, el valor de los vínculos y el deseo

Por Matías Katz

Un bosque, un humano y un oso que aprendió a hablar. Ambos se acompañan en una noche donde pareciera que nunca va a salir el sol. Mora los encuentra, y las cosas empiezan a cambiar, a mover.

Los deseos y los sueños son dos cuestiones que aparecen en esta obra con dirección y autoría de Ignacio Sánchez Mestre, director que viene arrastrando ya algunos éxitos en el teatro porteño en su ya no tan corta carrera en la dirección. El deseo como algo que genera movimiento y que hace que las cosas cambien y se transformen. Una idea que podría ser naif, pero no por ello deja de tener sentido y ser, en algún punto, verdadera. Y de eso se trata Despierto, de los deseos, pero también de los vínculos y el aprender de un vínculo, de estar con el otro y compartir cosas pequeñas.

Jota (Juan Barberini), un humano que vive en el bosque hace tiempo indeterminado con el único ser que se vincula es con un oso (Iair Said) que aprendió a hablar, y la mayoría de cosas que dice las repite del joven con quien habla. Mora (Violeta Urtizberea) es una mexicana que está perdida en el bosque y los encuentra de casualidad; pero de pronto es ella que se da cuenta que el oso no solo repite sino que puede hilar ciertas ideas básicas en su mente, y es a partir de allí que se produce el desenlace de la historia donde por fil el sol vuelve a salir.

De la puesta es para destacar no solo la construcción dramatúrgica, donde muy rápidamente el espectador entra en la historia y cree que un humano interactúa con un oso que le responde en su mismo idioma, sino que esto lleva inmediatamente a pensar en los autores teatrales que trabajaron el absurdo, desde Jarry, pasando por Beckett a Ionesco, especialmente de este autor La cantante calva y El Rinoceronte (y obviamente no estamos nombrando otros tantos autores de este género). Entonces es a partir de aquí se puede pensar a esta obra desde el absurdo, con diálogos simples pero donde las actuaciones están dirigidas de tal manera que se tornan verdaderas, y por lo tanto los textos se vuelven ágiles, y hasta divertidos.

El valor de la palabra, de lo dicho y del deseo son cuestiones que resaltan en esta obra. Y como el deseo es el motor que hace mover las cosas, un “hasta siempre es hasta mañana”.

Esta obra formó parte del IV Festival Novísima Dramaturgia Argentina del Centro Cultural de la Cooperación

Dirección: Ignacio Sánchez Mestre

Actúan: Juan Barberini, Iair Said, Violeta Urtizberea

Entradas en: http://www.alternativateatral.com/obra43010-despierto

despierto 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s