Gurisa, una mirada desde el cuerpo sobre el gauchismo.

Por Matías Katz

Un romance, una parodia y una historia en una estancia en La Pampa. De esta forma está planteada Gurisa, la nueva obra del director, actor y clown durante varios años del Cirque du Soleil, Totó Castiñeiras.

Una obra que de principio a fin trabaja sobre una historia gauchesca, donde los seis actores encarnan personajes femeninos y masculinos a la vez; y donde eso está problematizado constantemente sin que sea necesario remarcarlo de forma explicita, lo cual vuelve mucho mas interesante a la propuesta de Castiñeiras.

La característica principal de esta puesta es el trabajo corporal, donde hay una gran composición de la coreografía por parte de Valeria Narvaez, pero sobre todo un gran trabajo de los seis intérpretes que tienen todos un excelente y muy parejo nivel entre el texto y lo físico durante algo mas de una hora en escena.

La masculinidad y la femineidad aparecen todo el tiempo con personajes como El chancho (Juan Azar) o La marica (Nicolás Deppetre); pero también con El indio y Casimira (Fred Raposo). Pero también aparece esta cuestión con Mary (Pablo Palavechino) y La rosa y Mamucha (Marcelo Estebecorena). Por un lado hombres interpretando a mujeres desde la propia masculinidad, pero también estos hombres seduciéndose entre ellos mismos sin abandonar nunca la masculinidad; un problema que nos remite a la antigua Grecia  cuando en distintas obras, aquellos autores ponderaban lo masculino pero otorgándole relevancia a lo femenino en el hombre. Y de alguna manera, metiéndose directamente en una temática bien masculina, como es el campo y lo gaucho en este país, el director Castiñeiras  trabaja de forma excelente esta cuestión.

Y aunque pareciera algo menor en la puesta, la música aparece como un telón de fondo que trabaja una cierta redundancia musical con una cadencia de sonido de tambores, que por momentos son interrumpidos por música clásica; pero el sonido de esta obra, que tan bien trabaja Javier Strin, es parte importante de lo que mueve el pulso de los intérpretes. Y bien podríamos afirmar que algunos de los textos, que están dichos con la cadencia gauchesca, también marcan bastante el pulso.

Por todo lo anteriormente mencionado es una obra, Gurisa, que no hay que dejar de ver.

Viernes 23hs en El Portón de Sanchez, Sanchez de Bustamante 1034.

Reservas: http://www.elportondesanchez.com.ar, o al 4863 2848

Entradas: 180$, 120$ estudiantes y jubilados.GURISA 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s